El sometido: Descubre las mejores posturas sexuales para dominar

¿Te gustaría experimentar nuevas emociones y sensaciones en tus encuentros sexuales? ¿Estás buscando una postura que rompa con lo convencional y te permita explorar nuevas formas de placer? Entonces no puedes dejar de probar "El Sometido". Esta postura sexual te ofrece la oportunidad de experimentar una experiencia única, en la que la mujer toma el control absoluto y el hombre se entrega por completo. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta excitante posición, desde sus beneficios hasta cómo llevarla a cabo de manera efectiva. ¡Prepárate para descubrir una nueva dimensión de placer!

¿Qué es "El Sometido"?

"El Sometido" es una postura sexual en la que la mujer toma el control total sobre los movimientos y la penetración, mientras el hombre se encuentra tumbado. En esta posición, la mujer se coloca encima del hombre, tomándolo de las caderas para guiar los movimientos. Esta postura puede ser considerada como una forma de dominación, ya que la mujer tiene el poder y decide el ritmo y la profundidad de la penetración. Para el hombre, esta postura puede resultar sumamente excitante, al dejarse llevar y permitir que su pareja tome la iniciativa.

Beneficios de la postura sexual "El Sometido"

La postura sexual "El Sometido" ofrece una serie de beneficios tanto para la mujer como para el hombre. A continuación, mencionaremos algunos de ellos:

1. Mayor penetración: Debido a la posición en la que se encuentran, esta postura permite una penetración más profunda, lo que puede resultar sumamente placentero para ambos. Además, la mujer tiene mayor control sobre la dirección y la intensidad de los movimientos, lo que le permite buscar el ángulo perfecto para estimular las zonas más sensibles.

2. Estimulación del clítoris: Al estar encima y tener el control, la mujer tiene la libertad de realizar movimientos que estimulen su clítoris al mismo tiempo que se produce la penetración. Esta doble estimulación puede llevarla a alcanzar orgasmos más intensos y placenteros.

3. Dominación y sumisión: "El Sometido" es una postura que permite jugar con el poder y el control. Para la mujer, tener el control total sobre los movimientos puede resultar sumamente excitante, mientras que para el hombre, entregarse por completo y dejarse llevar, puede ser una experiencia sumamente placentera y estimulante.

4. Limitación del contacto visual: Al estar la mujer encima y mirando hacia el frente, se limita el contacto visual directo entre ambos. Esto puede generar una sensación de misterio y excitación, al no poder ver directamente las expresiones del otro y dejar espacio para la imaginación.

Cómo realizar la postura "El Sometido"

Para llevar a cabo la postura del "El Sometido", es importante seguir estos pasos:

1. Ambos acomodados: El hombre debe acostarse boca arriba en la cama, con las piernas separadas y los brazos estirados a los costados del cuerpo. La mujer se coloca encima de él, apoyando sus rodillas a ambos lados del torso del hombre.

2. Control de las caderas: La mujer debe colocar sus manos en las caderas del hombre, agarrándolas firmemente para poder guiar los movimientos. Esta posición le otorga el control total sobre la penetración.

3. Movimientos suaves: La mujer puede comenzar a realizar movimientos suaves de arriba abajo, ajustando el ritmo y la profundidad según las preferencias de ambos. Es importante que ambos se comuniquen y se aseguren de estar cómodos en todo momento.

4. Exploración de otras zonas: En esta postura, la mujer tiene las manos libres para explorar otras zonas erógenas del hombre, como los pezones, el cuello o los testículos. Esto añade un nivel adicional de excitación y estimulación.

Consejos para disfrutar al máximo de "El Sometido"

Para disfrutar al máximo de la postura "El Sometido", es importante tener en cuenta algunos consejos:

1. Comunicación: La comunicación es clave en cualquier encuentro sexual. Hablen entre ustedes y exprésense libremente sobre sus deseos, límites y preferencias. De esta manera, podrán ajustar la intensidad, el ritmo y la profundidad de los movimientos para asegurarse de que ambos estén disfrutando al máximo.

2. Exploración: No tengan miedo de explorar y probar diferentes variaciones dentro de la postura del "El Sometido". Pueden variar el ángulo de penetración, la velocidad de los movimientos o incluso utilizar juguetes sexuales para añadir un grado extra de excitación. El límite está en su imaginación.

También te puede interesar: Sífilis por beso: ¿Es posible contagiarse por contacto oral?

3. Lubricación: Utilizar lubricante puede hacer que la experiencia sea aún más placentera. Asegúrense de utilizar un lubricante a base de agua para evitar posibles irritaciones y molestias.

4. Pausas y cambios de ritmo: No tengan miedo de tomar pausas durante la actividad sexual y cambiar el ritmo de los movimientos. Esto les permitirá prolongar la experiencia y aumentar la excitación.

Variaciones de la postura "El Sometido"

Aunque la postura del "El Sometido" es sumamente excitante por sí misma, existen algunas variaciones que pueden añadir un nivel extra de placentero. A continuación, mencionaremos algunas de ellas:

1. Sentada sobre los muslos: En lugar de apoyarse en las caderas del hombre, la mujer puede sentarse sobre sus muslos, manteniendo las rodillas flexionadas. Esto permite una mayor profundidad de penetración y un mayor contacto visual entre ambos.

2. Piernas extendidas: En lugar de mantener las rodillas dobladas, la mujer puede extender las piernas y apoyar los pies en la cama, manteniendo una posición más erguida. Esto permite un mayor control sobre los movimientos y una penetración más profunda.

3. Estimulación extra: Para añadir un grado extra de estimulación, la mujer puede utilizar juguetes sexuales, como vibradores o consoladores, para estimular su clítoris al mismo tiempo que se produce la penetración.

4. Bondage suave: Si ambos están interesados en explorar la dominación y la sumisión de manera más profunda, pueden intentar añadir ligaduras suaves o esposas a la postura. Esto añadirá un nivel de excitación adicional y permitirá que la mujer tenga un control aún mayor.

Precauciones y consideraciones importantes

Si bien la postura del "El Sometido" puede ser sumamente excitante y placentera, es importante tener en cuenta algunas precauciones y consideraciones antes de practicarla:

1. Comodidad: Asegúrense de que ambos estén cómodos y relajados antes de iniciar la actividad sexual. Utilicen almohadas o cojines para brindarle mayor soporte y comodidad al cuerpo.

2. Lubricación: Como mencionamos anteriormente, utilizar lubricante es fundamental para evitar molestias e irritaciones durante la penetración. Asegúrense de elegir un lubricante a base de agua que sea compatible con preservativos.

3. Comunicación constante: Durante toda la práctica de la postura del "El Sometido", es importante mantener una comunicación abierta y constante. Hablen sobre lo que les gusta, lo que no les gusta, y ajusten los movimientos según las preferencias de cada uno.

4. Respeto mutuo: Si en algún momento alguno de los dos se siente incómodo, es importante que lo expresen y respeten los límites del otro. El consentimiento mutuo es fundamental para disfrutar de una experiencia sexual sana y placentera.

Conclusiones y recomendaciones finales

La postura del "El Sometido" es una opción sumamente excitante y placentera para aquellos que desean experimentar una nueva forma de disfrutar del sexo. Tanto la dominación como la sumisión pueden añadir un nivel adicional de emoción y variedad a los encuentros sexuales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada pareja es única y lo que funciona para unos puede no funcionar para otros.

Lo más importante es que ambos se sientan cómodos y seguros de experimentar nuevas posturas y dinámicas en su vida sexual. Siempre es recomendable comunicarse abierta y honestamente para expresar sus deseos y límites, y así asegurarse de que ambos estén disfrutando al máximo de su intimidad.

Recuerda que el sexo es una experiencia de exploración y descubrimiento constante, en la que no hay reglas fijas ni normas establecidas. Lo más importante es que disfruten y se diviertan juntos, creando un ambiente de confianza y respeto mutuo. ¡Así que no esperes más y atrévete a probar la postura del "El Sometido"! ¡Descubre nuevas formas de placer y haz realidad tus fantasías más íntimas!

También te puede interesar: Consejos expertos para una noche de pasión inolvidable
Natalia Martín

Natalia Martín

Creatividad y precisión se fusionan en cada párrafo que escribo.

Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir